STORYLINE

Anuncios

ARGUMENTO

Una familia de ballenas nada por el océano, la ballena más pequeña queda atrapada por una cadena de plástico separándose del grupo sin que los demás se den cuenta.

Marina (7) llega al mar a pasar el día con sus papás, la playa está llena de basura y con mucho esfuerzo arrastran la barca hasta el agua. Marina saca el snorkel de una bolsa roja y la bolsa sale volando.

En el medio del agua, los padres de Marina no la dejan meterse al agua por la cantidad de basura que hay, la marea empieza a subir y las olas se agitan, cada vez es más difícil mantenerse sentados. Una ola tumba a Marina al mar.

El fondo está lleno de basura, hay una ballena atrapada intentando escapar, Marina nada hacia ella y ve que tiene enredada la cola en una cadena de plástico. Marina tira del plástico y libera a la ballena.

La ballena Franca le dice que está perdida y que debe encontrar a su familia, mira a su alrededor, pero no sabe para dónde ir, lo único que ve es plástico flotando en el mar.

A Marina le emociona la idea de tener una amiga ballena y cree que, si limpian el mar, va a poder jugar como antes.  

El plástico va aumentando y quedan rodeadas por una barrera de basura.

Marina le cuenta a la ballena una historia sobre un náufrago con una vasija de barro que tenía un genio adentro, el náufrago le había pedido el deseo de encontrar el camino a casa y cuando lo obtuvo, escondió la vasija en el fondo del océano.

Se le ocurre que le podrían pedir al genio que con su magia limpie el océano y así la ballena, podría encontrar a su familia.

Marina se monta en el lomo de la ballena y navegan hacia el fondo del océano, tienen que atravesar un laberinto de basura y ven varios peces atrapados entre el plástico, llegan a la zona oscura donde hay un pez diablo, la ballena Franca y Marina nadan despacio y sin hacer ruido para que el pez diablo no las vea.

Gracias a la luz que emite el pez diablo encuentran la vasija, intentan alcanzarla, pero el pez diablo las ve y va tras ellas. Marina y Franca huyen de él nadando lo más rápido posible y cuando salen de la zona oscura, Marina le muestra a la ballena Franca que tiene la vasija en sus manos.

Nadan felices hacia la superficie, dando piruetas y entrelazándose

Salen a la superficie y frotan la vasija, pero no sale ningún genio.

Marina vuelve con sus papás, está decepcionada por no poder ayudar a la ballena, todo ha empeorado, ya no solo es el mar sino también la ciudad está cubierta por plástico.

En la playa, recoge una concha de mar, Marina mira la vasija y pone el oído en la boca de la vasija para escuchar el interior como si fuera una concha.

Escucha una voz que dice: “Solo juntos lo pueden lograr”

Marina encuentra su bolsa roja, comienza a levantar la basura de la playa, sus papás también lo hacen, poco a poco más personas se van sumando a ayudarla y entre todos la limpian, un grupo de surfistas reúnen plásticos en la superficie del mar y unos pescadores sacan sus redes llenas de plástico.

Marina vuelve al mar en una barca hecha del plástico reciclado para buscar a la ballena, a lo lejos Franca se despide y se aleja con otras ballenas más grandes.

Avances

Motivación

Quiero contar esta historia porque tengo una gran conexión con el océano, me crie en una ciudad sin mar, pero pasé muchas vacaciones con mi familia en la costa colombiana, hasta que crecí y me certifiqué como buzo, esta experiencia marcó mi vida e ir al mar se volvió una necesidad.

Hace dos años fue la última vez que fui a la playa y no quise meterme al mar por la cantidad de basura que había en la orilla. En ese momento no era consciente del impacto ambiental que estaba ocurriendo, generado incluso por mí misma.

Me identifico con la niña de la historia que, en un principio, lo único que quiere es jugar en el mar. No imagino no poder volver a bucear ni disfrutar de unas vacaciones en la costa.

“Es hora de dejar de usar plástico y encontrar una maldita solución”- dice Stephane Kaas para Greenpeace Holanda.

Link con subtitulos en español:
https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=1880935335346441&id=1649624865292144

Por otro lado, el buzo Rich Horner grabó cómo se altera la vida marina en Bali, ya que las diferentes especies de peces ahora conviven entre bolsas, botellas y envoltorios de plástico.

Hay mucha información sobre esta temática, pero me parece importante generar contenido destinado a los niños, quienes pueden contribuir enormemente al cambio.

Es un tema actual, hay muchas organizaciones alrededor del mundo intentando crear conciencia sobre el impacto que tiene en el medio ambiente el uso de plásticos, en Colombia se acaba de aprobar el primer proyecto de ley que busca prohibir la producción de plásticos de un solo uso para el año 2025 (El Tiempo), National Geographics creo una campaña para reducir a cero el consumo personal de plásticos con el hashtag #planetorplastic, según Greenpeace, Argentina está entre los 30 países que más basura plástica tiran al mar, actualmente lideran una campaña para limpiar las playas en Mar del Plata.

Desde la narrativa, quiero que este cortometraje sirva como herramienta, que eduque y cree conciencia. No es otra animación más contándote por que deberías reciclar, sino desde los ojos de una niña, ver un problema que nos incumbe a todos, que todos hemos contribuido al daño y que juntos debemos encontrar una solución.

Referencias